Como una brisa marina que refresca la movida actual de la gastronomía porteña,
La Pescadorita llegó para quedarse.
La esquina atlántica atracó en Palermo Hollywood al amanecer del 2011. Justo allí donde nació la madre de todas las parrillas que llevan su nombre. El que este nuevo integrante acuático adoptó como propio. Del mar a la mesa es la sabrosa propuesta de este restaurante innovador. Un creativo equipo culinario interpreta con talento una cocina inspirada en los sabores ibéricos. Renovando a su vez los manjares clásicos de la costa argentina, como las Rabas o los Cornalitos, servidos con el famoso pisto manchego español. Una fiesta de sabores para los comensales, navegantes de La Pescadorita. Fuera de carta, el Capitán y sus Tripulantes de cocina sorprenden con creaciones especiales, platos frescos y ligeros concebidos para almuerzos cotidianos. Los postres representan el Mar Dulce de la casa, concebidos en el
laboratorio de cocina de la
sociedad gastronómica.
La carta de vinos se destaca por
salir de lo convencional,
proponiendo las etiquetas argentinas
más adecuadas para la propuesta marina.
Todo el repertorio del menú se elabora con
productos de estación de primerísima calidad. La pesca y los frutos del mar son traídos especialmente de Mar del Plata, primer puerto del país. El ambiente del local se inspira con buen gusto en el imaginario kitsch de La Feliz, Playa Argentina por naturaleza. Las típicas sillas de mimbre del balneario marplatense se destacan en el salón y la vereda pintadas de celeste patrio, tono que surge de la unión entre el cielo y el mar. En definitiva, La Pescadorita resulta un lugar alegre y diferente, donde la comida es la protagonista. Para conocer y vivir un momento inolvidable. Y volver, como siempre vuelven las olas a la orilla.